Antígeno

Molécula capaz de estimular la producción de un anticuerpo, el cual tiene puntos específicos de fijación al antígeno. La mayoría de los fármacos por sí solos son incapaces de comportarse como antígenos, ya que su tamaño es demasiado pequeño para ser reconocidos como “extraños” por el organismo. Para que un fármaco desencadene la formación de anticuerpos, debe antes unirse a una macromolécula (proteína, polisacárido o nucleótido) mediante un enlace de alta energía (covalente); en este caso, se dice que el fármaco se comporta como un hapteno.

Filed under Sin categoría by on #